ENTREVISTA CON KLAUS FURLER, SOCIO DEL GRUPO KOEHLER

Más sustentable
que nunca antes

La sustentabilidad y el crecimiento han estado vinculados en el Grupo Koehler desde hace generaciones, y también son decisivos para el futuro de la empresa, de eso está convencido Klaus Furler. El actual socio del grupo condujo la empresa familiar junto con su hermano Wolfgang Furler en la séptima generación por casi 30 años y con mucho éxito. En la entrevista, explica por qué ve bien preparado al Grupo Koehler también para las siguientes generaciones, y qué papel desempeña transmitir oportunamente la responsabilidad.

¿Qué entiende usted por crecimiento sustentable?

Klaus Furler El crecimiento sustentable es para nosotros un principio fundamental de acuerdo con el cual hemos actuado desde hace generaciones, para poder seguir desarrollando con éxito a largo plazo nuestra empresa industrial conducida por la familia. En este proceso le corresponde una especial importancia al cambio de las generaciones, la sustitución de la generación mayor por la más joven. Es importante la transmisión consensuada y oportuna de la dirección operativa de la empresa. También el acuerdo lo más unánime posible de todos los socios respecto al principio de no distribuir en dividendos una gran proporción de la ganancia lograda, sino dejarla en la sociedad para el desarrollo posterior de la empresa, y esto es el caso en Koehler.

¿Cómo vivieron usted y su hermano el cambio de generación cuando fueron llamados a formar parte del consejo directivo en 1978?

KF Koehler se había concentrado en los años 1970 cada vez más en el mercado de rápido crecimiento en toda Europa de los papeles autocopiantes, y también había logrados buenos éxitos en el mercado. Sin embargo, debido a la fuerte competencia en toda Europa, los márgenes de utilidad fueron haciéndose cada vez menores. Para restablecer nuestra rentabilidad y asegurar los cerca de 750 puestos de trabajo que teníamos entonces, solo vimos una salida: la construcción de una línea de producción grande, eficiente y especializada en papel SD. La inversión necesaria era de un monto equivalente a las ganancias de un año, y tuvo que financiarse sobre todo mediante créditos. Junto con el consejo administrativo, y en completo acuerdo con él, el director único, Werner Koehler, nos transfirió en el año 1978 a mi hermano y a mí toda la responsabilidad por este proyecto, el cual apoyaba, pero del que ya no quería ser el único responsable. También nos transfirió una gran parte de sus acciones de la empresa, la entonces Koehler AG. El valor de Koehler AG a fines de los años 1970 había llegado a un punto muy bajo, lo cual facilitó la transferencia.

La valiente decisión de Werner Koehler de entregar la responsabilidad a una edad de 64 años a la séptima generación de Koehler, y su compromiso en favor de la seguridad de los puestos de trabajo, y por lo tanto por el bienestar de los empleados y empleadas, siempre fue un ejemplo para nosotros al seguir desarrollando la empresa. También en los buenos tiempos siguió siendo un ejemplo para nosotros, y así nos decidimos oportunamente a transferir la dirección operativa del Grupo Koehler, entretanto ya con actividades a nivel mundial, en el año de aniversario de 2007 a la octava generación, a Kai Furler.

¿Cómo ve usted como socio el desarrollo del Grupo Koehler en los últimos 15 años, después de haberse pasado al consejo administrativo y haber entregado la dirección operativa?

KF El desarrollo positivo del Grupo Koehler desde 2007 supera por mucho nuestras expectativas de entonces. El equipo del consejo directivo, con el Dr. Stefan Karrer, Frank Lendowski, y Kai Furler como presidente del consejo directivo, ha actuado con visión de futuro y desarrollado una gran dinámica. La inversión de 300 millones de euros en la instalación de producción 8 ha traído consigo el ingreso exitoso en el mercado de los papeles de empaque flexibles, que va a crecer a largo plazo, así como la ampliación del surtido de papel térmico Blue4est®, ecológico y muy exitoso. Sobre todo en el caso de los papeles térmicos somos actualmente el líder reconocido del mercado mundial, pero también en el mercado de naipes de alta calidad, y en el de bases para bebidas.

Con la fundación de Koehler Renewable Energy se ha creado en el Grupo Koehler una fuerte segunda área de negocios en el sector de las energías renovables. Grandes inversiones en centrales térmicas de biomasa, parques eólicos, instalaciones fotovoltaicas y centrales hidráulicas nos dan la confianza de que vamos a cumplir puntualmente con un objetivo ambicioso: En el año 2030 queremos producir con nuestras propias instalaciones más energía de fuentes renovables de la que necesitamos para la producción de papel propia y creciente de acuerdo a los planes. Esta es nuestra «Promesa Koehler 2030».

Finalmente, en los últimos años hemos creado estructuras modernas y con proyección de futuro en nuestro grupo de empresas, con un holding con actividades industriales a la cabeza, que también cumple con los requerimientos fiscales para facilitarles a nuestros socios y socias la transferencia de sus participaciones a sus hijos o a familiares cercanos. Mi hermano y yo ya hemos transferido en buena parte nuestras participaciones a las generaciones octava y novena de la familia.

En mi opinión, el Grupo Koehler, con sus cerca de 2,500 empleados y empleadas, no solamente se ha ampliado más que nunca antes, sino que también en todas las áreas está más fuertemente orientado hacia la sustentabilidad.